Boeing aumenta pedidos pese a retrasos y fallas en pruebas iniciales

 

Al mismo tiempo que Aviation Capital adquiere más Boeing 737 MAX y Ryanair negocia un nuevo contrato, Emirates sigue poniendo en duda al B-777X , informa el sitio web Fly-News.

La empresa Aviation Capital con sede en Irlanda ha cerrado con Boeing la compra de 14 nuevos B-737-8 MAX que ampliarán a 121 los pedidos que tiene, y de los que ya le han entregado 18 aviones( 13 de ellos en lo que llevamos de 2021)

Según ha señalado Peter Barrett, consejero delegado de Aviation Capital, estos aviones serán entregados en configuración aerolínea low cost.

Con este pedido, desde Boeing señalan que ya suman más de 250 B-737 MAX vendidos en lo que llevamos de 2021, cifra que podría aumentar considerablemente.

 Michael O’Leary, consejero delegado del Grupo Ryanair, anunció que están negociando la compra de otros 100 aviones del modelo, esta vez de la variante 10, con 230 asientos, en lugar de la 8-200 de los adquiridos hasta ahora y que contarán con 200 plazas.

Las entregas de estos aviones comenzarían en 2026, cuando está previsto acaben las de los B-737-8-200 MAX.

Pese a estos impresionantes números, no todo son buenas noticias para Boeing. Tim Clark, presidente de Emirates se ha quejado públicamente de la calidad de los aviones que Boeing les está entregando, y ha amenazado con no aceptar ninguno más dado que «muchos no estaban en condiciones de operar ni siquiera el día en que el fabricante los había entregado«.

En esta línea ha señalado que ello podría llevar a la no aceptación de los B-777X si estos no cumplen los compromisos contractuales de características, agregando además que no ha recibido ningún informe sobre el comportamiento de los motores en vuelo.

El B—777X acumula ya años de retraso sobre la fecha prevista de entrada en servicio: 2020, después adelantada a 2019; y ahora prevista para finales de 2023, aunque Clark, duda que, aun siendo el primer cliente que los recibirá, los vayan a tener antes de principios de 2024.

Michael O’Leary, por su parte también se ha quejado de los retrasos de Boeing. Los primeros MAX para las aerolíneas del grupo ya debían haberse entregado, pero esto sigue sin ocurrir, y aunque esperaban poder tenerlos para la temporada alta del verano, esto no podría ocurrir.

O’Leary, declaró: “Como el equipo gerencial en Seattle sigue manejando mal el proceso, yo creo que es un riesgo real que no veremos ninguno de esos aviones antes del verano de 2021”.

En ese caso, ha amenazado con no aceptar la entrega de los aviones por el momento: “toda la gente en el departamento de mantenimiento está muy ocupada asegurándose de que la flota de la empresa permanezca volando. Así que no habría gente que vaya a Boeing a revisar y aceptar los aviones. Y además puede suceder que, por ser el primero en recibir esa nueva versión del avión, podría haber detalles que lo lleven al taller a revisiones, lo que les daría más trabajo”.

 

American Airlines reinicia vuelos comerciales del Boeing 737 MAX