Bloqueos por Covid en China y Guerra en Ucrania siguen tensando la cadena de suministro

La guerra en Ucrania y los bloqueos en China por Covid están amenazando con un crecimiento más lento y una inflación más rápida en toda la economía global. Después de que la pandemia golpeara con más fuerza las rutas comerciales entre Asia y EE.UU. en los últimos dos años, las expectativas comerciales en la economía europea registraron la caída más pronunciada en mucho tiempo, las fábricas en todo el continente enfrentan escasez de diesel y repuestos, y se están alargando los retrasos en el movimiento de carga a través de las puertas de entrada clave del Mar del Norte, informa Bloomberg.

Además de los contratiempos de la guerra, los brotes de omicron están ampliando el uso de bloqueos estrictos por parte de China en los principales centros comerciales, el último en Shanghái. Maersk, dijo el lunes que algunos depósitos que atienden a los puertos locales se han cerrado indefinidamente, y que los camiones hacia y desde las terminales se verán «gravemente afectados».

“Pensamos que Rusia era solo una historia de recursos que iba a hacer subir los precios de la energía, que encarecería las cadenas de suministro pero no las interrumpiría”, dijo Vincent Stamer, economista comercial del Instituto Kiel para la Economía Mundial de Alemania. “Parece un poco más amenazante de lo que inicialmente anticipamos”.

Las exportaciones chinas ya estaban cayendo desde un peak de octubre, una tendencia que podría continuar durante los próximos meses si Beijing mantiene una línea dura en la lucha contra el virus, dijo Stamer. Eso agregará retrasos en los envíos, problemas de abastecimiento y costos para las empresas de EE.UU. a Europa.

Stamer citó el ejemplo de los conjuntos de cables eléctricos fabricados en Ucrania para los fabricantes de automóviles alemanes. “Estos árboles de cables en realidad están hechos a medida para automóviles individuales” y no se obtienen de manera fácil o económica de otros países, dijo. Otro insumo raro que de repente es aún más escaso es el gas neón utilizado en la producción de semiconductores. Ucrania produce el 50% del neón purificado del mundo, dijo Stamer. La producción rusa de materias primas se extiende aún más en la economía mundial.

Más de 2.100 empresas estadounidenses y 1.200 en Europa tienen al menos un proveedor directo en Rusia, y el total llega a 300.000 cuando se incluyen los proveedores indirectos, según Interos, una empresa de gestión de riesgos de la cadena de suministro con sede en Arlington, Virginia.

“Múltiples industrias dependen de las mismas materias primas y un gran porcentaje de ellas provienen de Rusia”, dijo la directora ejecutiva de Interos, Jennifer Bisceglie. “Estás viendo un efecto en cascada masivo en un sistema que ya cojea de la cadena de suministro global”.

Ahora aumentan los temores sobre la escasez de alimentos. El costo de la vida está aumentando tanto en las regiones ricas como en las pobres. El aumento de los precios de la energía está generando protestas callejeras desde Albania hasta el Reino Unido

Los cambios costosos a largo plazo también se están acelerando: los economistas de Goldman Sachs dicen que los nuevos riesgos geopolíticos están obligando a las empresas a reforzar sus operaciones contra las interrupciones globales a través de la reubicación, la diversificación y el exceso de existencias.

«En este momento, las nubes de tormenta en el horizonte parecen bastante amenazantes», dijo el economista jefe global de Citigroup, Nathan Sheets, en una nota de investigación el viernes, explicando por qué «un gran impacto adverso en la oferta» del conflicto entre Rusia y Ucrania llevó al banco a recortar su perspectiva de crecimiento del PIB mundial este año y aumentar sus proyecciones de inflación. “En pocas palabras, una imagen ya complicada se ha vuelto aún más compleja”.

Puertos y Tarifas

El comercio ya está sintiendo el aguijón de las sanciones a Moscú y las rutas de transporte bloqueadas. Según FourKites, una plataforma de visibilidad de la cadena de suministro, las importaciones rusas en todos los modos de transporte de carga cayeron un 62% durante el primer mes del conflicto, mientras que los envíos a Ucrania se desplomaron un 97%.

Aunque Rusia representa el 5% del comercio marítimo mundial y Ucrania solo el 1%, ha surgido un mayor riesgo de una desaceleración económica mundial.

Los economistas de Barclays dijeron el lunes que el mundo está entrando en una nueva era de mayor volatilidad para el crecimiento y la inflación. Allianz Research advirtió el viernes sobre un mayor riesgo de un «doble golpe» en el comercio mundial (menores volúmenes y precios más altos) en 2022. Clarksons Research, una firma de análisis de envíos en Londres, recortó la semana pasada sus proyecciones para el comercio mundial este año y el próximo, diciendo que sus índices de congestión portuaria están aumentando nuevamente y que los últimos impactos están “amplificando un sistema de transporte marítimo ya interrumpido”.

Según datos compilados por Bloomberg, los puertos alemanes de Hamburgo y Bremerhaven registraron nuevos máximos en la congestión de buques este mes, mientras que Róterdam, la puerta de entrada más activa del continente para el tráfico de contenedores, vio cómo su respaldo de buques a principios de mes alcanzaba un máximo de 11 meses.

El transporte marítimo, el caballo de batalla de alrededor del 80% del comercio mundial, se estiró tanto que la tarifa spot para enviar un contenedor de de 40 pies a los EE.UU. desde Asia promedió más de US$10.000 en la segunda mitad del año pasado, aproximadamente siete veces superior al nivel previo a la pandemia. Esas tarifas han bajado en las últimas semanas, pero los expertos dicen que el aplazamiento probablemente refleja una pausa estacional antes de que la demanda y los costos del transporte se recuperen nuevamente.

“Va a empeorar a medida que avanzamos en la segunda mitad de este año y en la temporada alta”, dijo Mark Manduca, director de inversiones de GXO Logistics, a Bloomberg Television el viernes. “Inicialmente no sientes la presión en las primeras semanas de una escasez en la cadena de suministro: la gente tiene inventarios”.

Incluso mayores que los riesgos que la guerra de Rusia en Ucrania representa para la fluidez del suministro mundial son los casos de covid-19 y los bloqueos selectivos en China, según las economistas Ana Boata y Françoise Huang de Euler Hermes, una unidad de Allianz Group. Ven un riesgo de que los precios del flete de contenedores se acerquen o incluso superen sus picos anteriores, antes de volver a los niveles actuales a finales de año.

“En general, incluso si no regresan a los peaks de 2021, es probable que los niveles de costo y congestión de las cadenas de suministro globales se mantengan altos durante la mayor parte de 2022”, escribieron Boata y Huang en un correo electrónico. “La normalización puede comenzar de manera más visible solo a partir de 2023”.

Relacionadas: Shanghai a cuarentena y congestión se dispararía aún más