Balanza comercial de hidrocarburos de Bolivia registra superávit de US$ 142,62 millones

En el período enero a agosto de este año, la balanza comercial de Bolivia asociada a hidrocarburos registró un superávit de US$ 142,62 millones, informó el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen Tapia.

Según publica Guillermo Prömmel Querejazu, director de América Economía Bolivia: «Las cifras de la balanza comercial para el período mencionado registran datos sobre las exportaciones de gas natural, Gas Licuado de Petróleo (GLP) y urea, además de la importación de combustibles. De acuerdo a lo proyectado, el superávit comercial se acrecentará hasta finalizar la presente gestión».

La guerra entre Rusia y Ucrania generó una alta volatilidad en los precios del petróleo y, sobre todo, del gas natural a nivel mundial, generando un alza de los precios del WTI y el Brent de aproximadamente un 50% en el primer semestre del año. “En este sentido, la gestión 2022 ha sido un período atípico en el comportamiento del comercio exterior asociado a los hidrocarburos y Bolivia no es la excepción a este comportamiento extraño”, acotó Armin Dorgathen Tapia.

Los precios de exportación de gas natural se incrementaron de enero a junio en un 20% a 25% aproximadamente, sin embargo, el costo de importación de combustibles aumentó aproximadamente en un 80% en el mismo periodo. La diferencia en el comportamiento de ambos indicadores, radica en que las fórmulas de valoración del gas natural de exportación, tienen amortiguadores que permiten disminuir la volatilidad del precio internacional.

Por el contrario, asevera Dorgathen Tapia, «la importación de combustibles (diésel oíl y gasolinas) está asociada al precio internacional de manera directa y, de igual forma, se ve afectada sustancialmente por el incremento de los márgenes de refinación a nivel mundial, mismos que se han visto acrecentados en porcentajes que llegan a duplicar o triplicar el aumento del precio del petróleo en este período».

Por otro lado, es importante tomar en cuenta que el incremento de los precios de los combustibles en los países vecinos, genera un incentivo perverso a desviar hacia el extranjero combustibles subsidiados destinados al mercado nacional, generando un incremento anormal en la demanda. El contrabando de combustibles es una actividad ilegal que se procura controlar por todos los medios, sin embargo, es una tarea muy difícil por la cantidad de fronteras con las que cuenta el país y el contrabando hormiga asociado a este ilícito.

“Por lo indicado anteriormente, no es metodológicamente correcto comparar las cifras de exportación de gas natural con la importación de combustibles en períodos cortos, por estar afectadas por distintos criterios, sin embargo, si contrastamos un año completo de la balanza comercial de hidrocarburos, se puede disminuir las distorsiones antes descritas. YPFB exporta gas natural, GLP, urea y otros productos en menor medida, por lo que hay que sumar estas exportaciones a la balanza”, finalizó.

Relacionada: Chile y su balanza comercial con Rusia….