Autoridades mexicanas incautan barco vinculado a robo de combustible

Las autoridades mexicanas dijeron la semana pasada que habían confiscado una embarcación en el estado de Veracruz, en la costa del Golfo, y un almacén en la vecina Tabasco, junto con tanques de almacenamiento y camiones utilizados por grupos criminales para robar, transportar y almacenar hidrocarburos.

El robo de combustible ha sido un problema en México durante décadas, pero el presidente Andrés Manuel López Obrador ha promulgado una serie de medidas para acabar con la práctica y aplastar la corrupción y el crimen organizado consignó Reuters.

La petrolera estatal Petróleos Mexicanos dijo en una presentación reciente que se había ahorrado un estimado de 106 mil millones de pesos (US$5.020 millones) desde que López Obrador asumió el cargo en diciembre de 2018.

Varias denuncias anónimas sobre grupos criminales que extraían hidrocarburos de ductos en el área llevaron al operativo, dijeron las autoridades en un comunicado conjunto.

El 11 de septiembre, cerca de la ciudad de Cárdenas, Tabasco, las autoridades encontraron un grifo clandestino en las tuberías. Y luego, localizaron un almacén cerca de una carretera con 16 tanques de almacenamiento y cinco camiones que, según las autoridades, se utilizaron para almacenar y transportar los recursos robados.

Relacionadas: México: Reactivación económica del transporte de carga llega al 40%

Varios días después, funcionarios localizaron una embarcación, denominada Comandante Azul, atracada en la Laguna Pajaritos en Coatzacoalcos, Veracruz. Los funcionarios sorprendieron a las personas que cargaban hidrocarburos de los camiones al barco.

Las autoridades mexicanas dijeron que 21 personas fueron arrestadas mientras el Comandante Azul fue confiscado.

Los estados del sur productores de petróleo de México han sido convulsionados por grupos criminales y escándalos de corrupción política durante años.