Aumenta la demanda de soluciones digitales en cadena de suministro

Con la crisis en las cadenas de suministro aún amenazando al comercio y la economía mundial, las empresas en México actualmente se están enfrentando a dos tendencias que les obliga a contar con procesos mayormente automatizados y digitalizados.

Por un lado, el incremento de la demanda de productos y servicios por la vía electrónica ha generado importantes desafíos para las compañías “para encontrar soluciones que permitan tener su información bien estructurada, organizada y disponible, para poder interactuar en todo lo que es la cadena de suministro, de proveedores y clientes”, dijo a T21 Guillermo Oropeza, cofundador y director de innovación y desarrollo de negocios de DocSolutions.

A su vez, la relocalización de empresas (reshoring/nearshoring) a los polos de consumo, derivado de un reacomodo de las cadenas de suministro por las irrupciones que se han presentado en el flujo internacional de mercancías, obliga a muchas compañías locales a elevar el nivel de automatización de sus procesos para ganar contratos con aquellas firmas globales que en los próximos 5 años se instalen en el país derivado de esta tendencia global.

Esto es, “tener procesos lo más digitalizados y automatizados, actividades que estoy haciendo manualmente que puedo automatizar, hay que incorporar tecnologías para bajar costos, para ser más eficientes, interconexiones de información entre los sistemas de supply chain y de los ERP, cada vez más va a haber esa necesidad de integrarse, más necesidad de explotar la información», dijo Oropeza.

Afirmó también que «hay que ver no solamente el proceso como la transaccionalidad en sí, sino los datos que estos procesos generan y generar análisis predictivo, insights sobre la información que está fluyendo en tu proceso, para lo cual va a ser cada vez más necesario que todo lo operativo esté perfectamente interconectado y estructurado lo más eficiente posible”.

De acuerdo con el directivo, la pandemia por COVID-19 elevó la demanda de soluciones digitales y de automatización de las pequeñas y medianas empresas (pymes) a un 60% en el país, mientras que previo a la crisis sanitaria se encontraban en un nivel de 30 por ciento.

Pero para desarrollar una mayor digitalización y automatización, las empresas necesitan montar capas de análisis de información, tableros, entender perfectamente lo que está pasando al interior y exterior de la organización, descubrir dónde hay riesgos, dónde hay oportunidades, dónde hay posibilidades de generar más valor, de vender cosas adicionales a los clientes, ya que existe mucha información que subyace en el proceso transaccional en sí y que no necesariamente se está explotando.

“Entonces, más allá de la fluidez y de la interconectividad y la digitalización, que son ya imperativos, que van a seguirse acelerando y se van a dar cada vez más por sentado que tiene que existir, la posibilidad de explotar la información y generar algoritmos de inteligencia artificial y machine learning para generar análisis predictivos, oportunidades, creo que eso será una tendencia que va a poder aprovechar muy bien el sector empresarial», destacó Guillermo Oropeza.

Relacionada: Por qué la digitalización no se consolida en empresas europeas