¿Arrepentido? Rusia regresa al acuerdo con Ucrania para exportar granos

Tras haberse retirado del acuerdo de exportación de granos hace menos de una semana, Rusia dijo que reanudaría su participación y que no se interpondría en la salida de granos desde Ucrania, lo que calma por ahora el miedo imperante por el alza de los precios en el mundo y por ende, de la hambruna.

Moscú anunció el cambio repentino después de que Turquía y las Naciones Unidas (ONU) ayudaron a mantener el flujo de granos ucranianos durante varios días sin la participación rusa en las inspecciones, informa Reuters.

El Ministerio de Defensa ruso justificó el cambio diciendo que había recibido garantías de Kyiv de no utilizar el corredor de granos del Mar Negro para operaciones militares contra Rusia. Kyiv no hizo comentarios sobre eso de inmediato, pero negó en el pasado que haya utilizado el corredor de envío acordado como tapadera para los ataques. “La Federación Rusa considera que las garantías recibidas en este momento parecen suficientes y reanuda la implementación del acuerdo”, dijo el comunicado del ministerio ruso.

El acuerdo de granos, originalmente alcanzado hace tres meses, había disipado una crisis alimentaria mundial al levantar un bloqueo ruso de facto sobre Ucrania, uno de los mayores proveedores del mundo. La perspectiva de que podría desmoronarse esta semana había reavivado los temores de hambre mundial y elevado los precios.

Rusia suspendió su participación en el acuerdo el sábado, diciendo que no podía garantizar la seguridad de los barcos civiles que cruzan el Mar Negro después de un ataque a su flota. Ucrania y los países occidentales lo llamaron un pretexto falso para «chantajear» utilizando amenazas al suministro mundial de alimentos.

Pero la suspensión de Rusia no logró detener los envíos, que se reanudaron el lunes sin la participación de Moscú, en un programa respaldado por Turquía y Naciones Unidas (ONU). El presidente turco, Tayyip Erdogan, dijo que el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, le había dicho a su homólogo turco que se reanudaría el acuerdo. “Los transportes de granos continuarán según lo acordado antes a partir de las 12 (pm) de hoy”, dijo Erdogan mientras se dirigía a los miembros de su Partido AK, el jueves.

Caen los precios

Los precios del trigo, la soja, el maíz y la colza cayeron con fuerza en los mercados mundiales tras el anuncio, lo que alivió las preocupaciones sobre la creciente inasequibilidad de los alimentos.

Las compañías de seguros habían dejado de emitir nuevos contratos, lo que aumentaba la posibilidad de que los envíos pudieran detenerse en unos días, dijeron fuentes de la industria. Pero la aseguradora de Lloyds of London, Ascot, dijo a Reuters después del anuncio de reanudación del miércoles que había reanudado la cobertura de nuevos envíos.

“Este es un cambio bastante inesperado”, dijo Andrey Sizov, jefe de la consultora agrícola Sovecon enfocada en Rusia, sobre la decisión de Rusia. Y agregó que: “Aún así, el acuerdo sigue siendo inestable, ya que ahora está nuevamente en modo de adivinanzas sobre si habrá una extensión o no. Faltando dos semanas para la extensión, la discusión sobre este tema aparentemente continuará”.

El acuerdo vence el 19 de noviembre y un diplomático europeo informado sobre las negociaciones de granos dijo a Reuters que es probable que el presidente ruso, Vladimir Putin, use la posible extensión como una forma de ganar influencia y dominar la cumbre del G20 del próximo mes en Indonesia.

Putin dijo el miércoles que Rusia se reservaba el derecho de retirarse del acuerdo de granos si Ucrania violaba sus garantías, pero que si lo hacía, no impediría el suministro de granos de Ucrania a Turquía.

La ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, dijo que la reanudación mostraba la importancia de mantenerse firme frente a las demandas de Moscú. “Esta es una expresión de lo importante que es que aquellos que creen en el orden internacional… permanezcan unidos en estos tiempos difíciles y no se dejen chantajear por Rusia”, dijo a la emisora ​​Welt.

El bloqueo ruso de las exportaciones ucranianas a través del Mar Negro desde su invasión el 24 de febrero ha exacerbado la escasez de alimentos y la crisis del costo de vida en muchos países, ya que Ucrania es uno de los mayores proveedores mundiales de granos y semillas oleaginosas.

El acuerdo de granos tenía como objetivo ayudar a evitar la hambruna en los países más pobres mediante la inyección de más trigo, aceite de girasol y fertilizantes en los mercados mundiales.

Relacionadas: ¿La mayor crisis alimentaria de la historia moderna? Dólar en alza deja comida apilada en puertos y crece hambre en el mundo