Argentina pide a China que financie su nueva planta nuclear

Argentina, que en febrero realizó un acuerdo con la Corporación Nuclear Nacional China (CNNC) para la construcción de una planta de energía nuclear, está negociando con el país asiático para que financie la totalidad de los US$ 8.300 millones que cuesta la obra. El acuerdo técnico alcanzado entre Nucleoeléctrica Argentina SA (NASA), la empresa estatal que opera las tres centrales nucleares existentes en el país, y la CNNC estableció que China financiaría un 85% y Argentina el 15% restante.

Sin embargo, las restricciones financieras que enfrenta el país, que acaba de renegociar un crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por US$ 44.000 millones, le imposibilitan financiar el proyecto. Argentina padece hace años un déficit energético que es una de las principales causas del déficit fiscal que afecta a su economía.

«Como empresa aspiramos a que sea el 100% de financiamiento de China para garantizar que no haya ningún retraso con la problemática que nosotros tenemos de fondos de financiamiento«, dijo a Reuters Jorge Sidelnik, director ejecutivo de NASA, durante un recorrido por las instalaciones de las centrales nucleares Atucha I y Atucha II, a 100 kilómetros de Buenos Aires.

La nueva central, Atucha III, se construirá en ese mismo predio de 50 hectáreas, a la vera del río Paraná, en la ciudad de Lima, y reforzará 99 meses de obras, explicado. La central ayudará al país a aumentar la participación nuclear en la potencia instalada hasta un 8% en los próximos años, desde el 4,08% que representa en la actualidad los 1.763 megavatios de potencia de las tres centrales nucleares del país.

«Este reactor de entrada va a durar 60 años, las proyecciones son de 80 años, es un negocio a largo plazo importante«, explicó Sidelnik. Además de operar las plantas, Nucleoeléctrica Argentina, que tiene como accionista mayoritario al Ministerio de Economía con un 79%, también realiza el diseño, ingeniería y construcción de las mismas.

Atucha I, la primera central nuclear de América Latina, tiene una potencia eléctrica de 362 megavatios, Atucha II, 745 megavatios, y Embalse, en la provincia de Córdoba, 656 megavatios. La nueva planta a construir junto con China sumaría otros 1.200 megavatios, empleará a unas 7.000 personas en su construcción y trabajará unos 700 empleados para su operación.

La intención es firmar el acuerdo hacia fin de año, una vez que se cumplirán las nueve condiciones preexistentes que se sucederán en febrero, entre ellas la forma de financiación, un estudio de impacto ambiental, que ya se realizó, y una audiencia pública.

Relacionada: Brasil y Argentina reciben flexibilidad de España para importar maíz