Aplican drones para controlar emisiones de contaminantes en buques

Un dron analiza las emisiones de gases contaminantes de los buques que navegan por el estrecho de Gibraltar. Esta operación, que estará en marcha hasta finales del próximo mes de octubre, forma parte de un proyecto dirigido por la Dirección General de la Marina Mercante (DGGM), en colaboración con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) y la Agencia Europea de Seguridad Marítima (EMSA), para contrastar la utilidad y eficacia del uso de drones en el control de dichas emisiones.

Según ANAVE, se trata de la primera vez que se controlan estas emisiones desde un dron fuera de las zonas de control de emisiones europeas establecidas en el Báltico y el Mar del Norte. La aeronave utilizada es un Schiebel CAMCOPTER S100 con capacidad para despegar y aterrizar en vertical sobre un área menor de 25 m2, una duración de vuelo de más de seis horas, una autonomía de más de 100 kilómetros y un rango de altitud de hasta 3.650 m.

Asimismo, está equipado con sensores de gas y cámaras que cubren rangos espectrales ópticos e infrarrojos, que analizan la pluma de los buques para detectar los gases generados por la combustión. Hasta el pasado 17 de septiembre se habían analizado 294 buques, detectando un posible incumplimiento de los límites de contenido de azufre en el combustible utilizado en 27 de ellos. Este dato supera las expectativas de incumplimientos, tasado hasta ahora en un 9,0% del total de buques objeto de control.

Una vez tomadas las muestras por el dron, los registros con las mediciones se codifican automáticamente en el sistema de intercambio de información, estableciendo una alerta en la base de datos THETIS-EU de EMSA. La Administración Marítima española también emite avisos a los puertos de destino de los presuntos incumplidores para que procedan a su inspección y control ‘en vivo’ a su llegada a puerto. Una vez tomadas las muestras y comprobada en el laboratorio la infracción, se puede proceder a la apertura de un expediente sancionador.

El director general de la Marina Mercante, Benito Núñez, afirma que «esta experiencia prueba, una vez más, cómo los drones pueden apoyar la labor que llevan a cabo los inspectores en puerto e incrementar el número de inspecciones, lo que repercute en la seguridad del transporte marítimo y en la sostenibilidad ambiental en el entorno marino y portuario.

En 2020, las Capitanías Marítimas españolas inspeccionaron 1.148 buques para comprobar si el combustible utilizado por los buques era el reglamentario y cumplía los nuevos límites de contenido en óxidos de azufre establecidos por la OMI y la legislación española.