Año Nuevo Chino: Consejos para anticiparse a la detención logística

Se acerca una de las fechas más importantes para la logística mundial, es el nuevo año chino festividad asiática que, en esta oportunidad, se adelantó diez días con respecto al 2021 y empezará el 1 de febrero. Ciertamente no sólo se trata de una celebración puntual, sino también de una semana oficialmente festiva en dicho país.

El Año Nuevo Chino, también denominado año nuevo lunar, es la celebración más importante del país asiático y con mayor impacto a nivel global ya que sus habitantes congregan una cuarta parte de la población mundial. Sin embargo, esta festividad puede afectar a las compañías y cadenas de suministro durante semanas o incluso meses.

“Por lo general, los impactos de estas festividades se sienten mucho antes y después de ese día específico. Lo cierto es que este año en particular será complejo ya que existe una crisis importante en la logística”, explica Jaime Dacaret, gerente general de DHL Express Chile.

En concreto, todas las órdenes de pedido a China se paralizan, al menos, dos semanas antes del inicio del año nuevo Chino. En ese sentido, es clave confirmar con suficiente tiempo de antelación las fechas de cierre con el proveedor para planificar la producción.

“La paralización de la producción dura al menos 2 semanas después del Año Nuevo. Esto significa que la importación tendrá muchas dificultades en poder contactar incluso a los comerciales durante ese periodo. Retomar la producción lleva tiempo”, detalla Dacaret.

“Es una festividad importante, por ende, hay que tomar medidas planificadas y ordenadas para que no golpee tan fuerte las cadenas de suministros. En ese sentido, es clave comenzar a diversificar a nuestros proveedores y aplicar tecnología en todos nuestros procesos. De esta forma, cada año tendrá un menor impacto”, sentencia Dacaret.

Cómo adelantarse

Pese a la presión y poca frecuencia en los despachos, hay acciones que se pueden tomar para evitar problemas en la cadena.

1. Acumular inventario suficiente, tomando en consideración más de cuatro semanas posteriores al Año Nuevo Chino.
2. Averiguar si el proveedor posee puntos de inventario fuera de Asia para aprovechar otras cadenas de distribución.
3. Notificar a su agente de carga cuáles son sus envíos prioritarios.
4. Realizar sus pedidos anticipándose al Año Nuevo Chino.
5. Contar con aliados estratégicos que ofrezcan la infraestructura y flota necesaria para evitar demoras e interrupciones en su cadena de suministro.
6. No hacer pagos por adelantado en este periodo ya que algunos proveedores no volverán a abrir después de Año Nuevo.

Relacionada: ¿América Latina, patio trasero de China?