Almacenes: Cómo ser eficientes en el uso de carretillas elevadoras

Cuando se elije una carretilla para ser usada en un centro de almacenaje, es necesario buscar aquellas con características que hagan que el operario se sienta cómodo, usando pedales de estilo automotriz y una conducción estable. Expertos aseveran que si los recorridos tienen una distancia menor de 75 metros, reducirá los costes sin dañar la productividad con un limitador de velocidad.

También sirve para mejorar la seguridad. Asimismo, cuando se revise la visibilidad a través del mástil, se debe prestar atención a la carga y la punta de las horquillas. Las carretillas con intervalos de mantenimiento largos no sólo ahorran dinero, sino que también acortan el tiempo de inactividad.

A continuación, cinco recomendaciones al momento de preferir una carretilla elevadora para el centro de almacenamiento:

1. La confianza aumenta la productividad

Durante más de 20 años de estudios de campo, el factor decisivo en la productividad de las carretillas elevadoras ha sido siempre la confianza del operario en que la máquina se comporte del modo previsto. La habilidad de trabajar instintivamente sin dudar ni preocuparse de los mandos ahorra más tiempo que la velocidad de elevación, la aceleración o cualquier otro dato estadístico – especialmente cuando se tiene prisa.

2. Prestar atención al consumo de combustible

Muchas empresas que trabajan de manera intensiva en recorridos cortos han descubierto que sus facturas de combustible son superiores a sus pagos por alquiler o compra. Con algunas carretillas que queman hasta un 40% más de combustible que otras rivales de la misma categoría, merece la pena hacer unos cálculos para saber a cuánto van a ascender sus costes.

3. Instalar un limitador de velocidad

Como el consumo es mucho más importante que una alta velocidad, ¿por qué no limitar la velocidad de la carretilla elevadora?. Se puede conseguir al instante un importante ahorro de costes sin dañar la productividad, especialmente con los nuevos limitadores de velocidad inteligentes para carretillas con motor CI, que no bajan el rendimiento en rampas. De esta forma, los operarios dedicarán menos tiempo a pensar en la velocidad, incrementando su productividad, y desde luego, mejorará su seguridad.

4. Visibilidad de la carga y la punta de las horquillas

Cuando el operario tiene una visibilidad clara a través del mástil, trabaja con más rapidez y más importante aún, ve en todo momento la carga y la punta de las horquillas.

5. Pregunte por los intervalos de mantenimiento

Los intervalos de mantenimiento recomendados pueden presentar una variación de hasta el 50% entre las distintas marcas. Es preciso recordar que menos mantenimiento no solo significa costes más bajos, sino también menos tiempo de inactividad.

Por ejemplo, en algunas carretillas se siguen empleando motores de automóvil con una correa de distribución convencional que debe sustituirse cada 2.000 horas. Elegir una carretilla elevadora con un motor industrial accionado por cadena le ahorrará un día entero por máquina, una o dos veces al año.

Relacionada: California arrienda propiedades para almacenaje de 20.000 contenedores cerca de puertos