Alfredo Chaia y el Cabotaje: «La industria naval brasileña ha mostrado buenos resultados para la navegación interior»

En los últimos años, ha habido una importante concentración de empresas en el mercado internacional marítimo, especialmente en el segmento de contenedores. Las economías de escala y de red contribuyeron a esta concentración.

Alfredo Chaia, International Risk Veritas. Foto / JRS Digital.

En este contexto, es importante considerar los impactos económicos para los países que no tienen control de flota y dependen de las embarcaciones disponibles en el mercado.

Hay casos en los que los exportadores informaron tanto la volatilidad del flete como la disponibilidad de contenedores; y esto también se ve en informes internacionales que analizan la disponibilidad de la flota y los costos de fletamento a lo largo de los años.

Circunstancialmente, existen volatilidades en el flete internacional, tanto a granel como en contenedores; ya que la variación del flete también está influenciada por las decisiones de inversión y desmovilización de buques por parte de los armadores (navieras), así como por la demanda de los diferentes mercados que utilizan el transporte marítimo. Un aumento en la demanda en una gran economía afecta el transporte de mercancías en todo el mundo.

Según la OCDE, la mayoría de los países desarrollados tienen políticas para incentivar el transporte marítimo, e para mantener una flota vinculada a sus respectivos mercados.

Algunos países determinan la protección del transporte de cabotaje maritimo: en los EE. UU., solo los buques construidos en el país, propiedad de una empresa estadounidense, con tripulación de nacionales pueden operar en el cabotaje. En Europa, la navegación entre países miembros también solo puede ser realizada por empresas europeas. ¿Pero qué pasa en Brasil?. Para tener más antecedentes conversamos con Alfredo Chaia, International Risk Veritas.

¿Cómo se hace hoy el Cabotaje en Brasil?

«En Brasil, el cabotaje se rige por la Ley 9.432/97 que autoriza únicamente a las navieras brasileñas a operar en la actividad, permitiéndoles, operar sus propias embarcaciones o fletadas a casco desnudo en una proporción del 50% de las embarcaciones de su propiedad.

Se autoriza la opción de fletamento a tiempo cuando no hay disponible ningún buque con bandera brasileña y esta dinámica es controlada por la agencia reguladora (ANTAQ).»

¿Cuáles son los objetivos del programa BR do Mar?

«Incrementar la oferta y calidad del transporte de cabotaje ampliando la disponibilidad de la flota en el territorio nacional (incluyendo el aumento de las posibilidades de fletamento de embarcaciones) y fomentando la competencia y competitividad en la prestación de servicios de transporte de cabotaje.

El programa también ofrece incentivos para la formación, calificación profesional. Además de revisar el vínculo de las políticas de navegación costera con las políticas de construcción naval.

Otra propuesta del programa es incentivar las operaciones especiales de cabotaje e inversiones que surjan en las instalaciones portuarias para atender cargas en tipo, ruta o mercado que aún no existen o están consolidadas en el cabotaje brasileño.»

¿Cuáles son los objetivos del Programa BR do Mar en relación a los Puertos?

«Agenda predice la modernización portuaria con la implantación de nuevos Terminales de Uso Privado (TUP’s), además de enmienda contractual o nuevas inversiones en terminales existentes para operaciones de Carga General, contenedores, Solid Bulk, Liquid Bulk.»

¿Cuáles son los impactos potenciales para la industria naval?

«Las embarcaciones utilizadas en el cabotaje son estandarizadas, casi mercancía. Los astilleros de Asia fabrican cientos de buques al año a muy bajos costos.

Los astilleros internacionales, incluso instalados en países con una larga tradición de industria naval, han buscado operar en nichos, como el mercado de embarcaciones técnicas, cruceros, plataformas eólicas, reparaciones y desmantelamiento de embarcaciones y plataformas.

La industria naval brasileña ha mostrado buenos resultados para la navegación interior, para el apoyo marítimo (apoyo a las actividades en alta mar) y el apoyo portuario (remolcadores). Estudios recientes indican oportunidades para el desmantelamiento de embarcaciones utilizadas en la cadena de aceite.

Por otro lado, BR do Mar propone nuevos recursos para la industria naval con medidas como atraque y mantenimiento; incluso para buques extranjeros fletados.»

¿Cómo se espera lograr una mayor atracción de empresas de cabotaje?

«Con operaciones especiales y contratos de largo plazo, los nuevos armadores podrían iniciar operaciones en Brasil con buques fletados a tiempo, sin la obligación de tener su propio buque.

Además de estas alternativas, habrá la opción para que las empresas fleten un buque extranjero con el casco desnudo (con bandera brasileña.

Esta flexibilidad se llevará a cabo por etapas, hasta el 2023; así reducen la necesidad de capital para ingresar al mercado, permitiendo un mayor número de empresas en el país.»

Por René Ellis desde Brasil

¿Qué es el cabotaje? en Concepto Logístico

MasContainer Radio

 

Maersk Essen

Logística y SupplyChain

UE Ayuda a España