Ahorro de combustible y resistencias tractoras en el transporte de carga…

Cuando se conduce un camión a velocidad constante sobre una carretera plana y nivelada, aproximadamente un 40% del combustible consumido se utiliza para vencer la resistencia del aire (arrastre), y un 45% es necesario para vencer la resistencia al rodado. El resto (5%) es consumido por los elementos auxiliares del tren de fuerza.

Un informe de la Cepal denominado “Estrategias y Herramientas para la eficiencia energética y la sostenibilidad del transporte de carga por carretera” profundiza en cada una de las denominadas resistencias tractoras, las cuales al disminuirse, influyen directamente en el rendimiento de un camión o medio de transporte. Revisemos:

Aerodinámica:

Es posible mejorar el coeficiente de arrastre de los camiones mediante la utilización de elementos que mejoran su aerodinámica. Algunos ejemplos de iniciativas que mejoran el coeficiente de arrastre y su respectivo impacto son:

  • Faldones laterales con revestimiento en la rueda, tiene un impacto esperado de un 6%.
  • Alerón trasero (inflable dependiendo de la velocidad), tiene un impacto esperado de un 5%.
  • Piso en la zona trasera del semirremolque optimizado con difusor trasero, tiene un impacto esperado de un 3%.
  • Optimizar el flujo de aire bajo el tracto, tiene un impacto esperado de un 2%.
  • Paneles laterales en la parte baja del tracto, tiene un impacto esperado de un 2%.
  • Spoiler superior del tractocamión, tiene un impacto esperado de un 2%.
  • Alerones laterales del tracto, tiene un impacto esperado de un 1,5%.

Resistencia al rodado de los neumáticos:

La resistencia al rodado cambia con la carga y la presión de inflado y marginalmente con la velocidad. Cuanto menor sea 5 el diámetro del neumático más alto es el coeficiente de resistencia a la rodadura.

Las llantas del eje tienen coeficientes de resistencia a la rodadura más alta que las llantas del eje de dirección. La resistencia al rodado total depende del número de neumáticos en el vehículo y las cargas de las ruedas.

Cabe destacar que una disminución de 20 a 25% en resistencia al rodado, ahorraría aproximadamente el 10% de combustible. Teóricamente, una reducción de la resistencia a la rodadura promedio de 2,2% para todos los neumáticos se traduce en un ahorro de combustible 1% (0.022×0.45 = 0,01).

MasContainer Radio

 

Concepto Logístico

Minuto Comex

Análisis de la Semana