¿Ahora son amigos? China y EE.UU. lucharán juntos contra el cambio climático

Los dos mayores contaminadores de carbono del mundo, China y los Estados Unidos (EE.UU.) acordaron cooperar para frenar el cambio climático con urgencia informa The Associated Press.

El acuerdo fue alcanzado por el enviado especial de EE.UU. para el clima, John Kerry, y su homólogo chino, Xie Zhenhua, durante dos días de conversaciones en Shanghai la semana pasada, según un comunicado conjunto.

Los dos países “están comprometidos a cooperar entre sí y con otros países para abordar la crisis climática, que debe abordarse con la seriedad y urgencia que exige”, dijo el comunicado, emitido el sábado.

Kerry dijo que el lenguaje de la declaración es «fuerte» y que los dos países acordaron «elementos críticos sobre hacia dónde tenemos que ir». Pero el exsecretario de Estado dijo: “Aprendí en la diplomacia que no se da la espalda a las palabras, se pone en acción. Todos necesitamos ver qué pasa».

China es el mayor emisor de carbono del mundo, seguida de EE.UU., ambos expulsan casi la mitad de los gases de combustibles fósiles que están calentando la atmósfera del planeta. Su cooperación es clave para el éxito de los esfuerzos globales para frenar el cambio climático, pero los lazos desgastados sobre los derechos humanos, el comercio y los reclamos territoriales de China sobre Taiwán y el Mar de China Meridional han amenazado con socavar dichos esfuerzos.

Al señalar que China es el mayor consumidor de carbón del mundo, Kerry dijo que junto a funcionarios chinos tuvieron muchas discusiones sobre cómo acelerar una transición energética global. “Nunca he rehuido expresar nuestras opiniones compartidas por muchas, muchas personas de que es imperativo reducir el carbón, en todas partes”, dijo.

Su Wei, miembro del equipo de negociación chino, dijo a la emisora ​​estatal CCTV el domingo que un logro importante de las conversaciones fue «reiniciar el diálogo y la cooperación entre China y Estados Unidos sobre cuestiones de cambio climático». Su dijo que los dos países alcanzaron un consenso sobre áreas clave para la cooperación futura en temas climáticos.

Se espera que EE.UU. y otros países anuncien objetivos nacionales más ambiciosos para reducir las emisiones de carbono antes o durante la reunión, junto con la promesa de ayuda financiera para los esfuerzos climáticos de las naciones menos ricas.

Le Yucheng, viceministro de Relaciones Exteriores de China, señaló que es poco probable que China haga nuevas promesas en la cumbre de la próxima semana y dijo: «Para un país grande con 1.400 millones de habitantes, estos objetivos no se cumplen fácilmente».

Xi dijo que el cambio climático «no debería convertirse en un chip geopolítico, un objetivo para atacar a otros países o una excusa para las barreras comerciales», informó la agencia oficial de noticias Xinhua.

Sobre si Xi se uniría a la cumbre, Le dijo que «la parte china está estudiando activamente el asunto».

Acuerdo de París y Carbono Neutralidad

Biden, quien ha dicho que luchar contra el calentamiento global es una de sus principales prioridades, hizo que EE.UU. se reincorporara al acuerdo climático de París de 2015 en las primeras horas de su presidencia, deshaciendo la retirada ordenada por Donald Trump.

Los principales emisores de gases de efecto invernadero se están preparando para la próxima cumbre climática de la ONU que tendrá lugar en Glasgow, Reino Unido, en noviembre. La cumbre tiene como objetivo relanzar los esfuerzos globales para mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de 1,5 grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit) como se acordó en el acuerdo de París.

Según la declaración de EE.UU. y China, los dos países mejorarían «sus respectivas acciones y la cooperación en los procesos multilaterales, incluida la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París» y que ambos tomarán «las acciones apropiadas para maximizar la inversión y las finanzas internacionales en apoyo de la transición energética en los países en desarrollo».

Biden ha prometido que EE.UU. cambiará a un sector de energía libre de emisiones dentro de 14 años y tendrá una economía completamente libre de emisiones para 2050.

Xi anunció el año pasado que China sería neutral en carbono para 2060 y apunta a alcanzar un peak en sus emisiones para 2030. El Partido Comunista de China se comprometió a reducir las emisiones de carbono por unidad de producción económica en un 18% durante los próximos cinco años, en consonancia con su objetivo para el quinquenio anterior. Pero los ambientalistas dicen que China necesita hacer más.

Relacionadas: El tratado de libre comercio más grande del mundo es ratificado por China