Acciones de Twitter se desploman tras cancelación de compra de Musk

Elon Musk se burló de la amenaza de Twitter de demandarlo tras su decisión de abandonar el acuerdo de adquisición de la red social por US$ 44.000 millones, tuiteando que la medida obligaría a la empresa estadounidense a revelar más información sobre ‘bots’ y cuentas de ‘spam’.

La serie de tuits constituye la primera respuesta pública del jefe de Tesla desde que anunció el viernes su intención de retirar su oferta, alegando que Twitter ha incumplido múltiples disposiciones del acuerdo. «El consejo de administración de Twitter debe contemplar el daño potencial a su base de empleados y accionistas de cualquier dato interno adicional expuesto en un litigio», dijo Mark Zgutowicz, analista de Benchmark.

Desplome de acciones

Las acciones de Twitter se desplomaban cerca de un 5%, hasta US$ 34,85. La acción cerró a US$ 36,81, con un descuento del 32% respecto a la oferta de Musk de US$ 54,20, ya que se han visto afectadas por el doble golpe de una caída en los mercados de valores mundiales y el escepticismo de los inversores sobre el acuerdo con Musk.

Twitter está planeando demandar a Musk esta misma semana para obligarlo a completar la adquisición, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el asunto. Varios expertos afirman que las aspiraciones legales contra Musk de la empresa de redes sociales de 16 años parten de una base sólida, si bien Twitter podría optar por una renegociación o un acuerdo fuera de los tribunales en lugar de una larga batalla judicial.

«Creemos que las intenciones de Elon Musk de poner fin a la fusión se basan más en las recientes ventas del mercado que en el ‘incumplimiento’ de Twitter de sus peticiones«, dijo en una nota Brent Thill, analista de Jefferies.

El acuerdo prevé que Musk pague a Twitter una comisión de ruptura de US$ 1.000 millones en caso de incumplimiento por razones como el fracaso de la financiación de la operación o el bloqueo de los reguladores. Sin embargo, la comisión de ruptura no sería aplicable si Musk rescinde el acuerdo por su cuenta.

Relacionada: SpaceX busca sacar CO2 de la atmósfera y convertirlo en combustible para cohetes