Puerto Lirquén: “Es razonable que todos los consumos de Chillán al sur se importen vía Región del Biobío”

Puerto Lirquén movilizó una carga de importaciones y exportaciones que llegó a los 5,4 millones de toneladas durante el último año, cifra que significó un incremento en contenedores movilizados llegando a 172.000.

Puerto Lirquén

Y el inicio de este 2019 no estuvo exento de buenas noticias para este terminal portuario del Biobío, porque el gigante árabe DP Word concretó la compra de Puertos y Logística, matriz de Puerto Lirquén y Puerto Central (San Antonio).

El Gerente General de Puerto Lirquén, Juan Alberto Arancibia, dijo que “nuestros desafíos continúan siendo los mismos: en primer término avanzar en una sólida cultura de seguridad y alcanzar la meta de cero accidente; luego, crecer en productividad en las distintas faenas y mejorar cada día el servicio ofrecido a nuestros clientes; y finalmente, seguir creciendo en capacidad y mercado junto a nuestros clientes”.

El Gerente General de Puerto Lirquén destaca el carácter de terminal multipropósito y si bien la mayor parte de la carga movilizada es del sector forestal explica que hay una diversificación importante, por ejemplo, con las descargas de partes y piezas de parques eólicos en desarrollo tales como Renaico, Esperanza, San Gabriel, El Maitén y La Flor, que se emplazan en el Biobío y en La Araucanía; además de las importaciones de productos industriales y graneles.

“Somos un puerto con vocación multipropósito, siendo las cargas forestales las de mayor volumen, pero también movilizamos carga general (bobinas y planchas por ejemplo), graneles sólidos (fertilizantes, piedra caliza y ceniza de soda) y cargas de proyecto (turbinas, aerogeneradores, entre otros)”, dice Juan Alberto Arancibia.

En Puerto Lirquén apostaron por un plan de inversiones de US$ 35 millones que incluyó la extensión del Muelle 2, ampliación finalizada en 2017, y una oferta de equipamiento que incluye 30 Port Trucks y seis grúas móviles con sus respectivos spreaders de distintas capacidades, entre otros.

Arancibia destaca este nivel de inversiones junto a la realizada por otros terminales del Bio Bío.

Si bien asegura que la capacidad portuaria en la región existe, hay un déficit de inversiones en centros de distribución y probablemente know how, especial en logística para industrias como el retail, que ha dilatado de alguna manera que las importaciones asociadas a este rubro se intensifiquen por los puertos de la zona.

Por eso uno de los desafíos es que las importaciones desde Chillán al sur de nuestro país se realicen por los puertos de la región.

“Suena razonable que todos los consumos de Chillán al sur (bienes de consumo y automóviles por ejemplo) se importen vía la Región del Biobío. Hay que trabajar en conjunto con las líneas navieras y los mismos importadores para generar las condiciones logísticas que les permitan modificar su actual cadena logística que considera principalmente los puertos de la Región del Valparaíso y centros de distribución en la zona metropolitana”, agrega.

El terminal portuario fue parte de la última versión de NEXO Logistic Summit, instancia en que los actores vinculados al sector logístico abordaron los desafíos del mundo del comercio exterior.

“Puerto Lirquén apoya a NEXO y consideramos una instancia muy interesante para intercambiar conocimientos de los distintos eslabones de la cadena como son los transportistas, puertos, exportadores e importadores, agentes, entre otros”, concluye Juan Alberto Arancibia.

MasContainer TV