Presidente de Panalpina decidido a renunciar al directorio

Tras el acuerdo con DSV, el presidente de Panalpina, Peter Ulber, está decidido a renunciar al directorio.

Peter Uber / Foto: aargauerzeitung

La junta directiva de Panalpina propone elegir a Thomas E. Kern como presidente de la junta en la próxima reunión general anual (o Annual General Meeting AGM en inglés) que se celebrará éste 9 de mayo.

Thomas E. Kern actualmente preside la junta directiva independiente de Panalpina. Dirigió la fase final de la evaluación de las opciones estratégicas de la compañía, lo que finalmente llevó a la decisión de recomendar la transacción con DSV.

Fue elegido miembro de la junta directiva de Panalpina en 2015. De 2008 a 2014, Kern fue CEO de Zurich Airport AG (Suiza) y de 2002 a 2006 CEO de Globus-Gruppe (Suiza). Tiene una maestría en derecho de la Universidad de Zurich y una maestría en administración de empresas de INSEAD, Fontainebleau (Francia).

Thomas E. Kern / Foto: Linda Pollari

Si es elegido en la junta general, Kern sucederá a Peter Ulber como presidente, quien ya en 2018 anunció que no se presentaría a la reelección en la junta general.

Ulber tampoco se presentará a la reelección como miembro regular de la junta.

Propuesta para abstenerse del pago de dividendos

En vista de la oferta de canje pública recientemente anunciada presentada por DSV, que se basa en un índice de canje definido de acciones de Panalpina contra acciones de DSV, el directorio de Panalpina también propone que no se pague dividendo a los accionistas en 2019.

Un pago de dividendos sería calificado por tener un efecto dilusivo, lo que llevaría a un ajuste de la relación de intercambio ofrecida.

Propuesta sobre derechos de voto

La compañía dijo: “El consejo de directores independientes de Panalpina ha resuelto continuar con la práctica de abuelo y admitir a la Fundación Ernst Goehner para votar con todas sus acciones en la próxima Junta General”.

Sin embargo, los derechos de voto de los accionistas seguirán siendo los mismos, a pesar de que la Fundación Ernst Göhne, que tiene una participación del 45,9% en Panalpina, ha solicitado una reunión general extraordinaria para presentar ‘una acción, un voto’, que efectivamente le habría dado más control.

Panalpina tiene un límite de voto del 5% que se aplica a todos los accionistas, excepto a la fundación, que tiene “derechos de propiedad intelectual”, esencialmente una antigua disposición sobre el derecho de voto que ha seguido aplicándose solo a la fundación, a pesar de los cambios en las reglas.

Te puede interesar: