Otra guerra comercial en el horizonte? Europa versus China

Los líderes de los países más grandes de Europa desconfían cada vez más de la marca de nacionalismo económico que practica China y responden con nuevas barreras diseñadas para frenar la influencia de Beijing indicó CNN.

Los mensajes que emanan de las capitales europeas no han sido sutiles. En marzo, la Comisión Europea dijo que China ya no puede ser considerada un país en desarrollo y lo calificó de “rival sistémico”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, fue aún más allá, al acusar a China a fines del mes pasado de tratar de dividir el bloque y declarar que “el periodo de ingenuidad europea ha terminado”.

La Comisión Europea dijo que China ya no puede ser considerada un país en desarrollo y lo calificó de “rival sistémico”. / Foto: The New York Times – Ng Han Guan

“Creo que a los chinos les ha sorprendido la rapidez con que ha cambiado el ánimo en Europa”, dijo Erik Brattberg, director del Programa para Europa del Carnegie Endowment for International Peace en Washington.

El comercio de bienes entre la UE y China tuvo un valor aproximado de 575 mil millones de euros (US$650 mil millones de dólares) en 2017.

Tres puntos de fricción amenazan la relación: 1) las restricciones a la inversión china en Europa, 2) las reglas que excluyen a las empresas europeas de China y 3) las preocupaciones sobre la seguridad de los equipos de telecomunicaciones fabricados por Huawei.

Inversión china en Europa

La inversión extranjera directa china en la UE se redujo por segundo año consecutivo en 2018 a 17,3 mil millones de euros (US$19,5 mil millones), de acuerdo a Rhodium Group. Alcanzó un máximo de 37,2 mil millones de euros (US$42 mil millones) en 2016.

La crisis se produjo cuando algunas de las mayores economías de la UE actualizaron sus reglas sobre adquisiciones de empresas y sometieron a las inversiones de China a un mayor escrutinio. Al menos un acuerdo ha sido bloqueado y otros han sufrido retrasos.

Desde entonces, la UE ha lanzado su propio marco para filtrar las inversiones extranjeras apoyadas por el Estado, especialmente en áreas sensibles como la tecnología y la infraestructura fundamental.

“Existe una creciente percepción en Europa de que la inversión de las empresas propiedad o controladas por el Estado chino está dirigida estratégicamente a ciertos sectores y no está motivada por un argumento empresarial convincente”, dijo Brattberg.

Empresas europeas en china

Las empresas chinas en esas industrias se están expandiendo en Europa, pero los competidores europeos no tienen permitido hacer negocios en China.

China también enfrenta acusaciones por no nivelar las condiciones de participación para las compañías europeas que hacen negocios allí.

“China se ha convertido cada vez más en un competidor estratégico para la UE mientras que falla en otorgar un acceso recíproco al mercado”, escribió la Comisión Europea el mes pasado en una perspectiva estratégica sobre China.

“China preserva sus mercados domésticos para sus protegidos”.

Los funcionarios de la UE han acusado a Beijing de escudar a sus empresas de la competencia mediante licencias y restricciones a la inversión, al subsidiar a las empresas propiedad del Estado e imponer selectivamente protecciones a la propiedad intelectual.

La Comisión Europea ha usado la industria de pagos en línea y de fintech como ejemplo.

“Dada la magnitud de nuestros vínculos comerciales y de inversión, es importante desarrollar una relación económica más equilibrada y recíproca”, escribió la Comisión en marzo.

Problema con Huawei

La UE se ha visto sometida a una intensa presión por parte de EE.UU. para prohibir los equipos Huawei de las redes 5G tras acusaciones de que los productos fabricados por la compañía china representan un riesgo para la seguridad.

Huawei ha negado repetidamente las acusaciones y ha pedido al gobierno de Trump que proporcione pruebas para respaldar sus afirmaciones.

La Comisión Europea ha dejado en claro que los estados miembros de la UE son responsables de tomar sus propias decisiones de seguridad, pero también les ha pedido que completen las evaluaciones de riesgo del 5G para fines de junio.

Los países también completarán una revisión de seguridad a fines de 2019 que incluirá pasos para salvaguardar el 5G a nivel de la UE.

Una prohibición general a Huawei parece poco probable, pero las acciones contra la firma también podrían enojar a Beijing. “Este problema tiene implicaciones importantes no solo para la relación de Europa con China, sino también para la relación de Europa con EE.UU.”, dijo Brattberg.

MasContainer TV