MSC única candidata para construir y operar nueva terminal de contenedores de Valencia

Terminal Investment Ltd. (TIL) filial del grupo MSC es la única candidata para construir y operar la nueva (cuarta) terminal de la ampliación Norte del puerto de Valencia, finalizado ya el proceso de propuestas ésta semana.

La oferta de TIL supone una inversión entre infraestructura y maquinaria de alta tecnología por 800 millones de euros, que permitirá ampliar la capacidad del recinto en 5 millones de TEU.

De la inversión total de 1.200 millones de euros, 400 millones los realizará la autoridad portuaria en obra pública y el resto lo aportará la empresa concesionaria.

Puerto de Valencia, España

La concesión aún no es oficial a la espera de la apertura de la oferta el 30 de mayo y si se decide aceptar o rechazar, aunque todo indica que será aprobada.

De adjudicarse la nueva terminal, cuya explotación se prevé por un plazo de 35 años prorrogable hasta un máximo de 50, el grupo MSC controlaría dos de las cuatro terminales de contenedores del recinto portuario valenciano.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, dijo que “la apuesta de la segunda naviera del mundo por la ampliación Norte del puerto demuestra la confianza en el dinamismo de la economía y la situación estratégica de la Comunidad Valenciana”.

Además, solo la obra pública supondrá la creación de 7.000 puestos de trabajo. “Hoy es un día en el que se demuestra claramente que la Comunidad Valenciana está bien posicionada para el futuro… para generar confianza, estabilidad, empleo y posibilidades de desarrollo” indicó Puig.

Con más de 1,3 millones de metros cuadrados, “la terminal se convertiría en una de las más importantes de España”, sostienen desde el ejecutivo valenciano.

Extensión y construcción

La futura terminal de contenedores de la ampliación norte contará con un muelle de atraque de más de 2 kilómetros de longitud con calado de 20 metros al costado del buque y en toda la dársena, una superficie de explanada adyacente y compactada de unas 137 hectáreas y un canal de acceso marítimo con 22,5 metros de calado.

Tendrá espacio para gestionar cinco millones de contenedores, lo que aumentará considerablemente la capacidad del puerto, que actualmente mueve 5,5 millones y “lo situará entre los tres primeros de Europa”.

La APV hará los viales de conexión viaria y ferroviaria de la parcela con la red general del puerto.

La terminal dispondrá de la última tecnología y, como mínimo, el proceso de carga y descarga de contenedores estará semiautomatizado.

Entre las exigencias para la nueva terminal está también el ser hasta un 100% automatizada y contar con una terminal ferroviaria, garantizar “la protección del medio ambiente” y usar “energías no contaminantes”.

APV maneja unos plazos de operación para el 2024, si no de forma completa, al menos la mayor parte.

MasContainer TV