Logística militar aplicada a las empresas que buscan nuevos desarrollos

El arte de la guerra es parte de la historia de la humanidad, con batallas épicas por su hazañas y por su fracasos. Para el sitio EAE MÁSTERS la logística aplicada a cuestiones comerciales y empresariales tiene como resultado directo e inmediato una optimización y dinamización de todos y cada uno de los procesos de comercialización y de producción, consiguiendo de esta manera agilizar estas cuestiones que a la postre terminan siendo trascendentales en el funcionamiento cotidiano de dichas compañías.

Así entendido, no es raro que en el mundo de la logística siempre se estén buscando nuevos desarrollos, nuevas ideas y por qué no en el ámbito militar, campo en el cual el propósito es facilitar a las Fuerzas Armadas los recursos necesarios para satisfacer oportunamente y en la cantidad necesaria las exigencias de cualquier confrontación., donde la Segunda Guerra Mundial dio muchas lecciones que fueron aplicadas al mundo empresarial.

La logística militar aplicada a cuestiones comerciales y empresariales tiene como resultado directo e inmediato una optimización y dinamización de todos y cada uno de los procesos de comercialización y de producción. Foto / Ministerio de Defensa, Chile.

El “arte de la guerra” se remonta a la historia del hombre. Desde tiempos inmemoriales se han conquistado y defendido territorios, lo que significado sostener largos viajes con provisiones de alimentos y armas que garanticen el éxito de la empresa, es decir, de los “medios de apoyo para el combate”, en jerga militar.

Así entendido, la historia militar recuerda grandes hazañas y grandes derrotas, como la de Napoleón al tratar de invadir Rusia en invierno, mismo error cometido por Hitler durante la Segunda Guerra mundial, lo que impidió la llegada de los pertrechos a las tropas.

En un estudio publicado por Pedro Pablo Ballesteros Silva -Ingeniero Industrial, (c) Ms. Investigación de Operaciones y Estadística con énfasis en producción. Profesor Asistente. Universidad Tecnológica de Pereira- y Diana Paola Ballesteros Riveros -Estudiante de VI semestre de Ingeniería Industrial Universidad Tecnológica de Pereiraestablecen  que “inherente al creciente avance de la tecnología de cada era, los conflictos bélicos han requerido de un apoyo logístico cada vez más complejo.

La era de la industrialización aportó la organización de los sistemas de producción en serie, intermitente, agrupación tecnológica e inventarios puros; la organización de los ejércitos es cada vez mayor, y esto exige a la producción más cantidad de armamento, más transporte, más munición, más consumo; el ritmo de las operaciones aumentó en cantidad, velocidad de respuesta y potencia. La logística dejó de ser “doméstica” y se transformó en científica”.

Desde el punto de vista militar, se define como “la parte del arte de la guerra que tiene por objeto proporcionar los medios a las Fuerzas Armadas, necesarios para satisfacer adecuadamente las exigencias de los conflictos”, y en consecuencia se analiza la función de la logística y sus múltiples campos acción. En estas condiciones forma en conjunto con la táctica y la estrategia la trilogía esencial en el desempeño de todo militar.

Aquí la función es proporcionar los medios requeridos, que están compuestos por el personal (medios humanos), el material (medios físicos de combate y apoyo) y los servicios (actividades que generen beneficios directos o indirectos a la conducción de la guerra). También se nota que la definición exige una condición y es que estos medios satisfagan las exigencias del conflicto.

Si se atiende a la función que cumple la logística, se puede clasificar en logística de producción, aquella relacionada con la obtención de los medios para el combate y está estrechamente ligada a la estrategia, planeando y generando los recursos de que puede disponer una nación para afrontar un conflicto en relación con sus potencialidades y amenazas; y la logística del consumo, que se encarga de distribución de los medios y recursos de acuerdo con las necesidades, está unida a la táctica y es responsable de la determinación de los distintos requerimientos para cada tipo de operación y de comprensión y solución de problemas de las fuerzas de combate en el sitio de la confrontación.

En un contexto no militar, se pueden identificar muchos lugares de aplicación de la logística dentro de la economía política, como parte del desarrollo del Estado, donde la producción nacional se enfrenta al desarrollo y crecimiento del país, con los problemas sociales, amenazas a su integridad, estabilidad de los medios de producción y control de los programas de gobierno por parte del grupo predominante que está en el poder (Logística de alto nivel).

Por otra parte, se encuentran las fuerzas productivas que como tales actúan frente a la competencia del mercado, a las limitaciones de recursos naturales y financieros y al marco legal que les permite o no desarrollar sus tácticas de mercadeo, ventas o producción, conquistando un consumidor local o extranjero, dentro de los espacios físicos medioambientales y geopolíticos, sus costumbres, necesidades y capacidad de compra. (Logística operativa).

En la publicación establecen un ciclo logístico que parte con la Determinación de necesidades (planeamiento), seguido por la Obtención de recursos o medios (facilita la consecución adecuada del fin específico en las operaciones) y finalmente Distribución: transporte y entrega, que en la parte militar, está asociada con la satisfacción de la necesidad o exigencia del conflicto, y  en la parte empresarial, permite atender en forma oportuna los requerimientos del consumidor, ya sea intermedio o final.

Armada colombiana

En el trabajo, describen el funcionamiento de la Armada Nacional de Colombia, que tiene entre sus funciones estar alerta frente a amenazas extranjeras, En la parte militar, está asociada con la satisfacción de la necesidad o exigencia del conflicto. En la parte empresarial, permite atender en forma oportuna los requerimientos del consumidor, ya sea intermedio o final.

Para el logro de estos objetivos, la Armada realiza distintos tipos de operaciones (de superficie, de asalto anfibio, de ataque a las líneas de transporte y abastecimiento del enemigo, y de defensa de la costa), para cada una de las cuales requiere movilización de distintos recursos como personal, armamento, equipos, alimentos, medios de comunicación, etc., hacia diferentes puntos o frentes del conflicto y justamente es allí donde se presentan los problemas de las operaciones logísticas: enviar a todo este personal, con su equipo y provisiones, para que puedan cumplir con su misión, y además que este aprovisionamiento sea el apropiado antes de llegar al sitio, mantenerlo durante el desarrollo de las operaciones y garantizar el retorno (ojalá sin novedades) al punto de partida inicial.

Al igual que en una gran empresa, la logística naval es compleja, pues asiste a bases marítimas y aeronavales, astilleros, sitios de aprovisionamiento y almacenamiento, bases de infantería, embarcaciones en alta mar, apoyados por grupos de reaprovisionamiento integrado por buques o grupos de tarea, cuya misión es el reabastecimiento oportuno en el mar a las diferentes fuerzas operativas involucradas en el conflicto. Allí se encuentran buques petroleros o tanqueros, embarcaciones que transportan municiones, provisiones, suministros y materiales e incluso portaaviones (para los relevos de aviones y su tripulación) y buques hospital con personal altamente especializado.

La logística militar y concretamente en el caso de la Armada Nacional de Colombia facilita la preparación para los potenciales conflictos con un propósito claro: mantener la soberanía y el engrandecimiento del Estado y sus asociados. La guerra no es más que la continuación de la Política por otros medios.

Las intervenciones militares buscan eliminar las amenazas contra determinados objetivos nacionales. Análogamente, las acciones empresariales también tienen objetivos en la sociedad, con propósitos diversos que van desde los beneficios económicos hasta funciones sociales, donde se observan distintos intereses.

La logística empresarial permite eliminar las amenazas contra los objetivos de las organizaciones, ya sean de índole jurídica, económica, sociocultural, técnica, tecnológica, financiera, de personal o de la competencia, en procura de conquistar nuevos mercados o al menos mantener y conservar su actual participación y supervivencia económica.

MasContainer TV