Logística: “Es más importante el servicio que la infraestructura”

Que todo sea servicio en la logística no debiese llamar tanto la atención. Sin embargo tradicionalmente para llevar a cabo la logística era necesario ser dueño de mucha infraestructura, costosos equipos y software, todo lo cual requería una gran inversión.

“Es más importante el servicio que la infraestructura”. Foto/ empresariosenred

Por ejemplo, las empresas invertían en la construcción de grandes centros de distribución, en equipos de transporte de materiales, como correas transportadoras, grúas horquillas, etc., en equipos de automatización del picking, en grandes camiones, etc. Y también, por supuesto, en el software que integra la gestión de todos estos elementos.

Esto, por cierto, era una importante barrera para las empresas pequeñas que estaban tratando de triunfar en un mundo muy competitivo. ¿Cómo podrían obtener todos estos recursos? La tercerización resuelve parte del problema. Se puede contratar a un 3 PL, que es un proveedor logístico de tercera parte. Por ejemplo, una empresa que se encarga del almacenaje de mis productos, o del transporte, etc.

Sin embargo, los sistemas informáticos que se requieren para integrar y coordinar todas las operaciones logísticas tienden a ser muy costosos y poco flexibles, por lo que muchas veces no interactúan muy bien con los 3 PL, ni con mis proveedores y clientes. ¿Qué se puede hacer para resolver el problema sin hacer grandes inversiones?

No compras un producto, sino el servicio

Hace más de 50 años Theodore Levitt planteó que la gente no compra el producto, sino el servicio que ese producto le presta. Este concepto es el que finalmente está entrando con mucha fuerza en la logística.

La idea es bastante atractiva para las empresas, solo pagas por lo que vas a usar, cuando lo vas a usar. No es necesario hacer grandes inversiones, y por lo tanto, tampoco preocupa que los equipos y sistemas queden obsoletos. Simplemente contrato los servicios de un proveedor más moderno si el actual no es capaz de modernizarse.

Esto comenzó en el mundo informático con lo que se denomina Software as a Service, o SaaS. La idea es que la empresa proveedora del software, en lugar de venderlo, lo ofrece como un servicio que opera a través de internet.

Esta posibilidad resulta atractiva para una empresa usuaria, ya que no tiene que arriesgarse invirtiendo grandes sumas en comprar o desarrollar un sistema que puede que no resuelva bien sus problemas o quede obsoleta.

La hora de las XaaS

Sin embargo, un solo sistema no resuelve el problema de la gestión de la logística para muchas compañías. Se requiere mucho más que eso. Por ejemplo, capacidad de cómputo para llevar a cabo los análisis de big data, el almacenamiento de grandes cantidades de datos, etc. Ahora todo esto se puede obtener como un servicio, lo que se denomina XaaS, o Anything (o Everything) as a Service. Ello incluye complejas conexiones con la página de la empresa, con los sistemas de los proveedores, de los clientes, con los 3 PL que manejan la logística, etc.

Por cierto que hacer todo esto no es fácil, pero es la tendencia que se está observando en la logística, ya que permite una flexibilidad y una reducción del riesgo que es demasiado atractiva para las empresas.

Escrito por Sergio MaturanaPh.D U.California, Los Ángeles, EE.UU en Clase Ejecutiva de Emol.