Julio Villalobos director CTL UNAB “la gente que planifica las ciudades no está centrada en la necesidad de abastecimiento que tenemos”

La vida urbana ha conllevado una serie de cambios en la planificación y convivencia dentro de las ciudades.

Julio Villalobos, director Centro de Transporte y Logística Universidad Nacional Andrés Bello (UNAB)

En la actualidad, Latinoamérica es una de las regiones más urbanizadas del orbe, con 78%, lo que a juicio del Director del Centro de Transporte y Logística (CTL) de la Universidad Andrés Bello, Julio Villalobos, “viene acompañado de un consumo de las personas que vivimos en las ciudades que es cada vez más intensivo en transporte”.

“Todo lo que podemos ver a nuestro alrededor, en algún minuto estuvo arriba de un camión, parece que no somos muy conscientes de eso y la gente que planifica las ciudades generalmente está centrada en el movimiento de las personas, los metros cuadrados de áreas verdes, pero no en esta necesidad de abastecimiento que tenemos”, señaló Villalobos en la cadena televisiva peruana RPP.

Precisó que los hábitos de consumo están cambiando, “estamos demandando, y existe una especie de disociación, porque a veces somos consumidores y estamos exigiendo altos niveles de servicio, que llegue rápido a mi casa, eso significa camiones.  

Pero a veces, cuando somos ciudadanos empezamos a ver la congestión, la contaminación, la accidentabilidad, la tasa de emisiones de efecto invernadero, y ahí nos espantamos”.

Equipos de Universidad del Pacífico y CTL UNAB trabajando en el desarrollo del Observatorio de Transporte Urbano de Carga para Lima

En su paso por Perú, cuyo objetivo fue crear Observatorio de Transporte Urbano de Carga en Lima, el ingeniero destacó que “el abordaje que estamos haciendo en Chile, que es el que estamos replicando en Lima junto a Michelle Rodríguez -decana de la facultad de ingeniería de la Universidad del Pacífico– y su equipo, tiene que ver con lo que apunta a la transformación digital: hoy en los camiones existen sensores para poder entender este movimiento, nadie entiende cómo se mueven estos camiones.

Nosotros como universidad hemos logrado la confianza de las empresas que nos compartan la información, sus datos GPS, que los botan, los proveedores guardan por tres meses (que son muchos datos) y la borran, una concentración de información para saber cómo se mueve la carga”.

A modo de ejemplo, Villalobos precisó que “a veces se habla de transporte como si fuera una sola cosa, pero son cientos, sino miles de nichos específicos, el de la construcción es uno, ellos llevan una carga que es perecedera: el hormigón tiene una vida útil, sino se pierde, por lo tanto hay una coordinación importante y una restricción de horario”, añadiendo que “o que hace este tipo de observatorio, es poder entender el fenómeno y también a entender las políticas públicas y las decisiones del mundo privado”.

En dicho punto, el Director del Centro de Transporte y Logística UNAB, señaló que “la restricción de horario, como medida, como buena práctica internacional, hay que mirarla con detención porque ha funcionado en algunos lugares y en otros no.

Por ejemplo la entrega nocturna, de noche hay que tener condiciones de seguridad porque hay robos de la mercancía, también afecta a la población el ruido”, finalizó.

Te puede interesar