“El abeto Polar” de Eurogate

Desde hace 52 años, el “abeto polar” ha estado brillando puntualmente en el primer Adviento en el puerto de Reikiavik y es un recordatorio de que los pescadores islandeses acudieron en ayuda de niños y adultos hambrientos en Hamburgo con pescado fresco, arenque e hígado de bacalao.

“¡Danos de regalo un abeto navideño!” ésa fue la respuesta del armador islandés Friðþjófur Ó. Jóhannesson cuando el director del Puerto de Hamburgo le preguntó cómo la gente podía pagar a los islandeses por su ayuda según relata Eurogate.

Fuente: Eurogate

MasContainer TV