Drones que marcan el comienzo de la “revolución industrial marítima”

Los drones submarinos súper compactos, no tripulados y con cámara se pueden operar fácilmente desde botes, y cada vez se utilizan más para inspeccionar instalaciones de infraestructura debajo de la superficie y para observar criaturas de aguas profundas.

Pero los funcionarios de la industria dicen que hay muchos otros usos de gran alcance para los drones submarinos, y tienen altas expectativas para las máquinas a medida que avanza la tecnología.

“Si sus funciones se vuelven más estables y están disponibles a precios más baratos, los drones submarinos pueden hacer grandes olas para cambiar drásticamente la industria”, dijo Yusuke Tanaka, de la productora de publicidad Mediact Co. con sede en Osaka.

Con una medida de 46,5 centímetros de largo, 27 cm de ancho y 12,6 cm de alto, el submarino de fabricación china puede sumergirse a una profundidad de 30 metros y su precio es de 200,000 yenes (US$1.773 app).

El dron está conectado a través de un cable con el controlador para que pueda ser operado desde un bote. Las imágenes tomadas con una pequeña cámara montada en el cuerpo aparecen en un teléfono inteligente en el barco en tiempo real.

Los programas de desarrollo oceánico convencionales y los proyectos de investigación submarina utilizan buzos o vehículos operados a distancia (ROV) que pesan de varios cientos de kilogramos a más de 1 tonelada.

Sin embargo, las hélices y las baterías de submarinos no tripulados han mejorado y se han vuelto más pequeñas y livianas, y ahora se denominan drones submarinos.

Los trabajadores envían el dron submarino DiveUnit300 a Sagami Bay, cerca de la Prefectura de Kanagawa. (Foto por FullDepth Co.)

FullDepth Co., una nueva empresa en Tsukuba, Prefectura de Ibaraki, comenzó a alquilar su dron submarino de alto rendimiento llamado DiveUnit300 en junio.

DiveUnit300 puede funcionar a profundidades de hasta 300 metros, mantener su posición con siete hélices y funcionar con un controlador de videojuegos y un monitor de computadora disponibles en el mercado.

Shohei Ito, presidente de FullDepth Co., y el dron submarino DiveUnit300 (Foto: Taku Hosokawa)

Su cuerpo es de 65 cm de largo, 43 cm de ancho y 36,3 cm de alto, y pesa 25 kg.

Hasta ahora, el modelo se ha utilizado para estudiar arrecifes de pesca, revisar redes estacionarias e inspeccionar presas.

“Una gran ventaja del dron submarino es que se puede usar para la investigación de criaturas de aguas profundas, inspecciones periódicas de infraestructura y otros objetivos que no se pudieron alcanzar en términos de costos en el pasado”, dijo Shohei Ito, presidente de FullDepth.

Six Voice, una empresa con sede en Tokio que vende drones submarinos a institutos de investigación y compañías de medios, dijo que este año ha recibido 20 veces más consultas en todo Japón que en 2017.

“Hay un número ilimitado de lugares donde los drones submarinos pueden revisar las presas y los puertos en busca de un posible deterioro, examinar el fondo de los ríos y hacer otro tipo de trabajo”, dijo Shuhei Habu, presidente de Six Voice.

“Su uso podría propagarse de manera explosiva si se desarrolla una tecnología más avanzada de reconocimiento de ubicación subacuática”, finalizó.

Fuente: Asahi Shimbun / Full Depth

MasContainer TV