Claudio Perek de IBM y el “Blockchain de la confianza”

El uso de nuevas plataformas digitales para el intercambio de bienes y servicios en la última década, ha sido campo de análisis para determinar su efectividad y eficiencia en diferentes mercados. Claudio Perek Kuperman de Watson&Data AI de IBM conversó con MásContainer sobre qué es el Blockchain, su forma de operar y el futuro de este en Latinoamérica y Chile.

¿Cómo se mezclan los conceptos de Blockchain  y el de confianza?

Básicamente lo que habilita Blockchain es la confianza entre distintas personas o entidades que no necesariamente confían entre sí. Históricamente, si yo quería hacer transacciones entre personas que no confiaban unas con otras, necesitaba un tercero que era el mediador o entidad con la cual yo transaccionaba. Lo que permite el blockchain es hacer directamente estas transacciones o colaboraciones sin que un tercero esté metido en el proceso o participe del proceso.


“La confianza es la clave para la colaboración. Cuando yo confío puedo colaborar”. Claudio Perek. Foto / MasContainer.

¿Cómo se une esa confianza y colaboración en el comercio internacional, junto al uso de las nuevas tecnologías?

La confianza es la clave para la colaboración. Cuando yo confío puedo colaborar, cuando sé que la información que estoy entregando va a ser almacenada de manera adecuada, usada de manera correcta, no va a ser modificada o la entidad va a ver solo lo que necesita, estoy más dispuesto a colaborar con la contraparte. Una de las gracias del Blockchain es que, gracias a la encriptación, me permite compartir solo la información que yo quiero y lo que la otra persona necesita ver, por lo tanto, puedo poner muchos datos a disposición, pero no necesariamente van a verlos todos, sino los necesarios.

¿Podría darse una unión entre Blockchain y Bigdata?

Lo que permite Blockchain es generar redes de colaboración mucho más grandes que van a generar datos, por lo que voy a necesitar usar capacidades analíticas de Bigdata para poder entender esta información, procesarla, sacar conclusiones e incluso pronosticar lo que va a ocurrir usando técnicas de inteligencia artificial.

¿Cuál es tu análisis de los que sucede en Latinoamérica con el uso de la tecnología… del miedo que puede existir a que las empresas de logística se sumen a esta iniciativa?

En Latinoamérica, y particularmente Chile, estamos muy curiosos, muy habidos de investigar, pero todavía no nos lanzamos a invertir, a hacer las cosas con ganas, están con el temor a equivocarse y el temor a que la inversión no va a tener la rentabilidad la primera, segunda o la tercera vez, pero en la cuarta sí. Muchas empresas están investigando, haciendo pilotos, pero muy pocas están teniendo este principio como su meta estratégica-ideológica para los próximos meses. Sigue siendo un área satélite, que es interesante tenerla, sin embargo, no está en el ADN de la compañía.

¿Qué rol que debería tener el Estado en esta materia?

En Chile hay iniciativas como Start-Up Chile que te permiten tener una serie de fondos de inversión que fomenten la innovación. En general, en todas las empresas de venture capital, de cada 10 inversiones que hacen, hay una que resulta muy bien y pagó las próximas 20. Muchas veces necesitamos roles gubernamentales que tengan estos fondos de inversión, CORFO hace un rol espectacular, al igual que Start-Up Chile. Tenemos que seguir fomentando que las nuevas ideas salgan a la luz y las malas ideas se reinventen y vuelvan a evolucionar

MasContainer TV