American Bureau of Shipping apoya reducción de velocidad en buques para disminuir emisiones

American Bureau of Shipping (ABS) publicó en un informe su perspectiva para disminuir emisiones de carbono y ayudar a que el sector marítimo evalúe las vías potenciales hacia cumplir el objetivo.

Afirman que al no contar con combustibles verdaderamente neutros en carbono, la mejor opción a corto plazo es la vaporización lenta y la optimización de la velocidad.

ABS también trabajó con Herbert Engineering Corporation para especificar los requisitos de diseño para dos portacontenedores conceptuales que, aunque están muy avanzados para ser construidos hoy

“Incluso si hay complicaciones regulatorias, el vapor lento y la optimización de la velocidad deben considerarse como opciones para cumplir con los objetivos de reducción de CO2 de la OMI para el 2030”, indicó.

“En el entorno comercial reciente, donde las bajas tasas de arriendo y flete eran la norma, el vapor lento reducía la producción total de CO2 del envío”.

La aseveración anterior se demuestra dado que en el 2015 se produjo una gran disminución en las tarifas provocando una baja en las emisiones de CO2 en un 30% (810 millones de toneladas) en comparación con 2008.

Durante la reunión MEPC 74 de la IMO el mes pasado, los franceses pidieron para que la IMO impusiera límites de velocidad obligatorios para los buques; lo que enfrentó una fuerte oposición de varias líneas navieras.

Las propuestas japonesas para modernizar los sistemas de limitación de potencia del motor en todos los buques que no cuentan con la certificación EEDI 3, también fueron rechazadas fuertemente.

Perspectivas del informe de la ABS

En las perspectivas de la ABS define las tecnologías de los buques, las eficiencias operativas y los combustibles alternativos y las fuentes de energía necesarias para alcanzar los objetivos 2030 y 2050, destacando específicamente:

  • Los objetivos 2030 se pueden cumplir a través de medidas operativas y eficiencias impulsadas por la conectividad y el análisis de datos y los diseños de eficiencia energética.
  • Los combustibles están enfocados para llegar al 2050. Los diseños conceptuales confirman que la tecnología de combustible actual no cumple con las demandas del 2050.
  • Comprender completamente lo que se necesitará para adoptar combustibles alternativos a nivel mundial, podemos compararnos con el GNL como combustible.
  • La infraestructura de abastecimiento de GNL le ha llevado 10 años desarrollar y suministrar menos del 1% de la flota mundial. Otros combustibles alternativos enfrentarán desafíos similares de desarrollo de infraestructura, regulación y cadena de suministro.

“A pesar de todo el ruido y la confusión sobre la IMO 2020, es probable que la interrupción del límite global de azufre se vea empañada por lo que viene después. El mayor desafío de nuestra generación, y el siguiente, será la descarbonización de la industria del transporte marítimo”, dijo Christopher J. Wiernicki, Presidente, Director Ejecutivo y CEO de ABS.

Y agregó “Es por eso que ABS ha publicado esta Perspectiva para informar a la industria naviera mientras viaja a las aguas desconocidas del desafío de emisiones 2030/2050. Está diseñado para ayudar a enfocar los numerosos problemas que rodean el movimiento de descarbonización a medida que evoluciona de las ambiciones de hoy a la realidad de mañana”.

Para evaluar el potencial de las principales opciones operativas disponibles para el envío, ABS encargó un estudio a Maritime Strategies International (MSI) para analizar el impacto potencial en la huella de carbono de la industria.

ABS también trabajó con Herbert Engineering Corporation para especificar los requisitos de diseño para dos portacontenedores conceptuales que, aunque están muy avanzados para ser construidos hoy, iluminan la brecha entre la tecnología de vanguardia y las demandas de los objetivos de GEI (gases de efecto invernadero) de 2050.

“La transición a un futuro con bajas emisiones de carbono y emisiones limpias está desafiando a la industria a encontrar soluciones que sean comercialmente viables, técnicamente factibles y seguras.

“Dado que el envío marítimo ya es un modo eficiente de transporte y se han logrado reducciones significativas en el consumo de combustible recientemente a partir de las mejoras en el diseño y las operaciones, será difícil encontrar más ganancias significativas relacionadas con los GEI mediante el uso de la tecnología actual”, dijo Gurinder Singh, ABS Director de Sostenibilidad.

“Los objetivos de reducción para 2030 son desafiantes pero, como son una medida de la intensidad de carbono, permiten el crecimiento del comercio. Sin embargo, cualquier medida que se tome para cumplir con esos objetivos también debe considerar los objetivos para 2050, si se quiere dar cuenta del crecimiento de la demanda de comercio y transporte, al tiempo que se reducen las emisiones de GEI. Esto requerirá nuevas tecnologías”, finalizó Singh.

MasContainer TV